miércoles, 2 de enero de 2013

Escena en marcha: COLMADO...


Creo que todos los que amamos las miniaturas tenemos una escena que siempre nos ronda la mente. Muchos otros tenemos una escena que se nos encasquilla y no hay manera de terminar.

Pues bien, esta escena que os presento es ambas cosas a la vez. Es la escena que más pensamientos miniaturiles me ocupa y, a la vez, la que más se alarga en el tiempo a la hora de terminarla. Bien por falta de dinero, por escasez de tiempo o por problemas de salud, siempre parece imposible que llegue a terminarla.

La escena en cuestión es un Colmado. ¿Un qué? Un colmado o ultramarinos de los de antes. Una tienda donde se vendía de todo, desde la fruta y verdura recién traída del campo, hasta los clavos para los apaños de la casa, las cacerolas de cobra y utensilios varios, hasta las telas para cosernos un vestido o el sombrero para ir a un bautizo... Como veis  todo un mundo de posibilidades, para tener un poquito de todo, junto y, a veces, un poco revuelto.

Al principio quise ambientarlo en los años 20, por aquello de lo vintage y de que resultaría más fácil encontrar materiales, muebles y tutoriales para una época más antigua, además del encanto que suponía. Luego pensé que este tipo de comercio eran familiares y heredados, por lo que muchas veces se quedaban como congelados en el tiempo y daba pie a meter elementos algo más modernos.

Al final decidí que no quería una escena histórica, ni de libro... lo que quería era ¡mi colmado! La tiendecita de barrio o pueblo que me gustaría a mi, con los estilos que más me llamaran, con los productos que más me apeteciese tener, hacer o coleccionar.

Así pues, acabé decidiendo que en lugar de encorsetarme y limitarme, iba a dejar volar mi imaginación y así aprovechar lo que tengo, me gusta y sé, para hacer algo con lo que realmente disfrute.

Por tanto, os doy la bienvenida a mi nuevo-viejo proyecto de CASA AZAHAR ^_^

No hay comentarios:

Publicar un comentario